Libros YO FUI LA ESPIA QUE AMO AL COMANDANTE Descargar Gratis

YO FUI LA ESPIA QUE AMO AL COMANDANTE - PAULA HAWKINS

YO FUI LA ESPIA QUE AMO AL COMANDANTE

YO FUI LA ESPIA QUE AMO AL COMANDANTE


Ficha técnica


  • Título: YO FUI LA ESPIA QUE AMO AL COMANDANTE
  • Autor: PAULA HAWKINS
  • Editor: PENINSULA
  • Los datos publicados: 2015
  • ISBN: 9788499424217
  • Formato de libro: EPUB, PDF, DOCx, TXT, MOBI, FB2, Mp3
  • Numero de paginas: 288 p
  • Idiomas: Español
  • Valoración: ★★★★★
  • País: España
  • Tamaño del archivo: 18MB

Sinopsis de YO FUI LA ESPIA QUE AMO AL COMANDANTE de PAULA HAWKINS:

Una gran pasion que perduro en el tiempo y marco para siempre la vida de una mujer irrepetible.

No hay muchas personas que puedan d ecir que han visto pasar una parte importante de la historia del siglo XX ante sus ojos. O casi por encima, aplastandolas. Marita Ilona Lorenz es una de ellas. Nacio en Alemania en 1939, 75 dias antes de que Hitler invadiera Polonia.

De nina sobrevivio al campo de concentrac ion de Bergen- Belsen. Poco despues de la liberacion, a los siete anos, fue violada por un sargento de las tropas de ocupacion estadounidenses.

En 1959, cuando tenia 19 anos, conocio a Fidel Castro en La Habana, a bordo del barco de su padre. Se convirti o en su amante. Embarazada de varios meses, la sometieron a un aborto del que en parte culpo a Fidel. Lo que permitio que la CIA y el FBI la empujaran a participar en la Operacion 40, la trama gubernamental que intento, en vano, derrocar a Castro.

La enviaro n de vuelta a La Habana para asesinarlo, pero fue incapaz de hacerlo: seguia enamorada de el.

Poco despues tuvo una relacion en Miami con Marcos Perez Jimenez, el dictador venezolano, de la que nacio una hija, Monica. Anos mas tarde, en noviembre de 19 63, viajo de Miami a Dallas en un convoy del que formaban parte Frank Sturgis, anos despues detenido en el Watergate, y un hombre que ella conocio como Ozzie, y que no era otro que Lee Harvey Oswald, acusado del magnicidio de John F. Kennedy. Fue ''party girl'' con la mafia neo yorquina, de donde salieron algunos de sus amantes. Se caso y tuvo un hijo, Mark, con un hombre que espiaba a diplomaticos del bloque sovietico, mision a la que se sumo. Cuando antes de testificar ante el Congreso Sturgis desvelo publicamente en la prensa quien era su mundo empezo a desmor onarse.

La historia de Marita tiene luces y sombras. Esta construida con recuerdos que ocasionalmente se enfangan en la historia oficial, la desdibujan, la cuestionan y, tambien, la completan. Pero sobre todo es una historia de amor y peligro. La de la espia que, por encima de todo, a mo al Comandante.

7 comentarios